Volver arriba

Testimonios

Nicolas V.
Este invierno inseminé 43 vacas con AlphaVision. Se trata de un sistema que me da una gran seguridad, ya que me garantiza que no hiero al animal con la punta de la pistola en el cuello o la vagina.
Esto hacía que estresara a las vacas más de lo conveniente antes de tener AlphaVision. Una vez introducido en la vagina, también facilita la localización del cuello, lo que reduce el riesgo de hemorragia cuando se accede a la cérvix por vía rectal. Además, con la cámara controlo si hay infecciones antes de descongelar el vial. También presto mucha atención a la cantidad de moco estral, ya que, desde mi punto de vista, cuanto
más haya, mayores serán las posibilidades de que la IA resulte en una fecundación. A veces, cuando comienza el celo hay poco, por lo que prefiero esperar unas horas, realizar una comprobación e inseminar cuando el moco cervical es abundante. Las imágenes me proporcionan una información muy útil de la que no podría disponer sin AlphaVision. ¡Ya no hay vuelta atrás!

Yves L.
Criador de terneras lechales de raza rubia de Aquitania.
La facilidad con la que se llevan a cabo las IA es extraordinaria. Es un juego de niños y cualquiera puede hacerlo. Cuando tengo que ausentarme, no tengo miedo a dejar a otra persona a cargo de las inseminaciones.

Jérôme B.
Productor de leche
Lo que más me sorprende de AlphaVision es la facilidad con que se llevan a cabo las inseminaciones. Además, se sabe si se han realizado correctamente, si el cuello está limpio. Las imágenes en pantalla me han permitido ver cuellos con un enrojecimiento anormal en el momento de la IA.